Saltar al contenido

Derechos y Responsabilidades

TUS DERECHOS

Tienes el derecho a:

  • Ser tratado con respeto y de una manera digna.
  • Recibir información escrita de tu Aseguradora en inglés y español y traducida a cualquier otro idioma. También tienes derecho a recibir información escrita en un formato alterno. Después, tienes el derecho de recibir toda la información escrita en el futuro en ese mismo formato o idioma, a menos que le digas lo contrario a tu Aseguradora.
  • Recibir información sobre tu Aseguradora, facilidades de cuidado de salud, profesionales del cuidado de la salud, servicios de salud cubiertos, y cómo acceder a los servicios.
  • Elegir tu Grupo Médico Primario, tu PCP, y otros doctores y proveedores dentro de su Red de Proveedores Preferidos.
  • Escoger un dentista y farmacia dentro de la red de tu Aseguradora.
  • Comunicarte con tus doctores cuando lo desees y en privado.
  • Recibir el cuidado médicamente necesario que es correcto para ti, cuando lo necesitas. Esto incluye recibir servicios de emergencia, 24 horas al día, 7 días a la semana.
  • Que se te explique en una manera fácil de entender sobre tu cuidado y todos los diferentes tipos de tratamiento que podrían trabajar para ti, no importa lo que cuesten o incluso si no están cubiertos.
  • Ayuda para tomar decisiones sobre tu cuidado de salud. Puedes rechazar el cuidado.
  • Pedir una segunda opinión para un diagnóstico o plan de tratamiento.
  • Hacer una Directriz Anticipada.
  • Recibir cuidado sin temor de restricción física o aislamiento utilizado para intimidación, disciplina, conveniencia o venganza.
  • Solicitar y recibir información sobre tus expedientes médicos como dicen las leyes federales y estatales. Puedes ver tus expedientes médicos, recibir copias de tus expedientes médicos y pedir que corrijan tus registros médicos si están incorrectos.
  • Presentar una queja o apelación sobre tu Aseguradora o tu cuidado. La queja puede presentarse en la oficina de tu Aseguradora o en la oficina del Procurador del Paciente.
  • Recibir los servicios sin ser tratado de una manera diferente debido a tu raza, color, lugar de nacimiento, idioma, sexo, edad, religión, o incapacidad. Tienes el derecho de presentar una queja si crees que has sido tratado injustamente. Si te quejas o apelas, tienes el derecho de seguir recibiendo cuidado sin temor a malos tratos de tu Aseguradora, proveedores o Vital.
  • Escoger un Representante Autorizado para participar en la toma de decisiones.
  • Dar tu consentimiento informado.
  • Sólo tener que pagar las cantidades por los servicios listados en la sección de servicios. No te pueden cobrar más que esas cantidades.
  • No ser hostigado por tu Aseguradora o los Proveedores de su Red en relación con las controversias contractuales entre la Aseguradora y sus Proveedores.

 

TU DERECHO A LA PRIVACIDAD (HIPAA)

Tu información de salud es privada. La ley dice que ASES y tu Aseguradora deben proteger tu información. ASES y tu Aseguradora pueden compartir tu información para tu cuidado, para pagar tus reclamaciones de salud, y para administrar el programa. Pero no podemos compartir tu información con otros a menos que nos digas que podemos. Si quieres saber más sobre qué información tenemos, cómo podemos compartirla, o qué hacer si no quieres que tu información sea compartida con ciertas personas, llama a tu Aseguradora.

 

TUS RESPONSABILIDADES

Tienes la responsabilidad de:

  • Entender la información en tu guía y otros documentos que tu Aseguradora te envía.
  • Dar a tus doctores tus expedientes de salud y dejarles saber acerca de cualquier cambio en tu salud para que puedan cuidar de ti.
  • Seguir las instrucciones de tu doctor. Si no puedes seguir las instrucciones de tu doctor, déjale saber.
  • Dejarle saber a tu doctor si no entiendes algo.
  • Ayudar a tomar decisiones sobre el cuidado de tu salud.
  • Comunicar tu Directriz Anticipada para que tus doctores sepan cómo quieres ser tratado si estás demasiado enfermo para decirlo.
  • Tratar a tu Proveedor de cuidado de salud y el personal de tu Aseguradora con respeto y dignidad.
  • Dejarle saber a tu Aseguradora si tienes otra compañía de seguros que debes pagar por tu cuidado médico.
  • Dejarle saber a ASES si te enteras de un caso de fraude y abuso en Vital.

 

DIRECTRICES ANTICIPADAS

Las Directrices Anticipadas son tus deseos escritos sobre lo que quieres que suceda, si estás demasiado enfermo para poder decirlo. El documento escrito que declara tus Directrices Anticipadas se llama testamento vital. Puedes utilizar cualquier palabra: directriz anticipada o testamento vital.

Tu doctor te puede dar información sobre cómo hacer una Directriz Anticipada. Si estás en el hospital, el personal del hospital también puede darte información sobre las Directrices Anticipadas. También puedes llamar a la Oficina del Procurador de las Personas de Edad Avanzada al 787-721-6121. Ellos tienen información gratuita sobre Directrices Anticipadas.

Un Poder Legal Duradero es un papel que te permite nombrar a otra persona para que tome decisiones médicas por ti. Esta persona sólo puede tomar decisiones si estás demasiado enfermo para tomar tus propias decisiones. Él o ella puede decir tus deseos por ti si no puedes hablar por ti mismo. Tu enfermedad puede ser temporal.

No tienes que llenar estos papeles para una Directriz Anticipada o un Poder Legal Duradero. Es tu elección. Es posible que desees hablar con un abogado o un amigo antes de llenar estos papeles.

Para que todos estos papeles sean legales, es necesario que un abogado te vea firmar el formulario. En lugar de un abogado, también podrías tener a tu doctor y dos testigos adicionales que te vean firmar el formulario. Los dos testigos adicionales tienen que ser mayores de edad y no pueden estar relacionados contigo por la sangre o el matrimonio.

Una vez que los papeles están firmados por todos, esta es su regla sobre lo que quieres que te suceda si te pones demasiado enfermo para ser capaz de decirlo. Se queda así a menos que cambies de opinión.

Estos papeles sólo se usarán si te enfermas demasiado para poder decir lo que quieres que suceda. Mientras todavía puedas pensar por ti mismo, puedes decidir sobre tu cuidado médico por ti mismo.

Dale una copia de los papeles a tu PCP y a tus familiares para que sepan lo que quieres que te suceda si estás demasiado enfermo para decirlo.

Si sientes que tu Aseguradora o tus doctores no están cumpliendo con tus deseos, o si tienes alguna queja, tienes el derecho de llamar el Centro de Llamadas de Vital al 1-800-981-2737 o la Oficina del Procurador del Paciente de Puerto Rico al 1-800-981-2737. La llamada es gratis.

Envíanos Tus Preguntas o Sugerencias

Haremos nuestro mejor esfuerzo para responder a tus preguntas el mismo día que nos envíes las mismas o el próximo día laborable.

Información Incompleta
Para enviarnos su consulta, deberá proporcionar toda la información requerida. Por favor, verifique los siguientes encasillados y someta la información nuevamente.

  • Nombre Completo: Este encasillado es requerido para poder someter el formulario.
  • Email: Este encasillado es requerido para poder someter el formulario.
  • Usted es un: Favor identificar el tipo de persona, seleccionando la alternativa apropiada.
  • Su pregunta o sugerencia: Este encasillado es requerido para poder someter el formulario.

Todos los encasillados son requeridos.